A RESGUARDAR EL ARCHIVO HISTÓRICO DE LA POLICÍA NACIONAL DE GUATEMALA

Declaración sobre la situación del Archivo Histórico de la Policía Nacional de Guatemala (AHPN) tras la decisión del Ministerio de Cultura y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD Guatemala), para que sea este último organismo el que gestione las consultorías de apoyo al AHPN

Archiveros sin Fronteras es una organización no gubernamental de archiveros y otras personas que apoyan la defensa y el uso de los archivos como herramientas básicas en las sociedades abiertas y democráticas, muy especialmente en su relación con la defensa de los derechos humanos. En esa condición, Archiveros sin Fronteras-España ha acompañado, desde el descubrimiento de los documentos de la extinta Policía Nacional de Guatemala, en 2005, al proceso de recuperación del Archivo Histórico de ese organismo: primero, participando con un representante en el Consejo Consultivo internacional constituido en su día por la Procuraduría de los Derechos Humanos; segundo, apoyando técnica y económicamente, en la medida de sus modestas posibilidades, las tareas de organización, descripción, conservación y digitalización necesarias para hacer posible la consulta y uso de esos documentos en defensa de las víctimas de violaciones de derechos humanos ligadas al conflicto interno armado en Guatemala. En los últimos 11 años, AsF ha participado con la compra de unidades de instalación para los documentos, deshumidificadores, actualizaciones de la página web, difusión del proyecto, etc.
El balance de estos 13 años de actuación solo puede catalogarse de muy positivo. El mencionado archivo es hoy una realidad que se concreta en un fondo archivístico consultable por las víctimas y por los interesados en general y que, además, goza del reconocimiento de la comunidad archivística internacional, sí bien adolece de un claro anclaje institucional pues la integración en el Archivo General de Centroamérica no fue nunca completa ni real.
Tras la decisión del Ministerio de Cultura y del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Guatemala, de que sea este último organismo de Naciones Unidas el que gestione directamente el proyecto y, por tanto, las ayudas internacionales que han hecho posibles todos los avances antes descritos, queremos hacer las siguientes manifestaciones:

1. RECONOCIMIENTO Y AGRADECIMIENTO

En primer lugar, consideramos imprescindible expresar públicamente nuestro profundo reconocimiento y nuestra gratitud a Gustavo Meoño Brenner, coordinador del proyecto de recuperación del Archivo Histórico de la Policía Nacional desde que comenzara a caminar en el seno de la Procuraduría de los Derechos Humanos hasta ahora. Este reconocimiento lo hacemos extensivo al conjunto de profesionales que han hecho realidad el proyecto bajo la coordinación de Gustavo Meoño.

2. INSTITUCIONALIDAD E INTEGRACION

Queremos, igualmente, dejar constancia de nuestra preocupación por esta decisión, por cuanto pueda suponer un paso atrás en la institucionalización del conocido como Archivo Histórico de la Policía Nacional de Guatemala.
Entendemos que la pretendida institucionalización pasa por la integración completa de los documentos de la Policía Nacional entre los fondos que custodia el Archivo General de Centro América. De la declaración pública realizada por el PNUD sobre estos cambios, parece desprenderse, sin embargo, una manifiesta contradicción cuando, por una parte, se indica que se pretende fomentar el proceso de institucionalización del AHPN y, por otra, se aparta a la directora del Archivo General de Centroamérica de cualquier decisión relativa a la gestión de los documentos de la desaparecida Policía Nacional. Archiveros sin Fronteras considera, y así lo hicieron constar sus dos miembros participantes en el Consejo Consultivo Internacional en reiteradas ocasiones y mediante la elaboración de un informe técnico archivístico que AsF entregó al AHPN, qué es el Archivo General de Centroamérica la institución pública guatemalteca llamada a hacerse cargo de la custodia y gestión de los documentos de la Policía Nacional. Esa es, por otra parte, la solución natural de acuerdo con la legislación archivística guatemalteca. Debe, por tanto, ser la persona que asuma la dirección del Archivo General de Centroamérica quien se haga cargo de estos documentos históricos transferidos al AGCA en 2010, de acuerdo con la ley. El AGCA, como Archivo Histórico del Estado guatemalteco, debe garantizar que esos documentos estarán al servicio del pueblo guatemalteco, cómo lo han estado hasta ahora a pesar del déficit institucional apuntado anteriormente. Muy especialmente, deben servir a la reparación de los daños ocasionados a las víctimas de la violencia política o de la represión ejercida por los órganos de la Seguridad del Estado o sus fuerzas de orden público; a la justicia, en los procesos contra los responsables de violaciones de los Derechos humanos y, en general, a la lucha contra la impunidad. Archiveros sin Fronteras aboga por la plena dependencia del conjunto de documentos que constituyen el conocido como archivo histórico de la Policía Nacional de Guatemala del Archivo General de Centroamérica, como cualquiera otro de sus restantes fondos históricos. Ese tratamiento común junto a otros fondos documentales no debe entenderse como una renuncia a considerar el especial valor y la singular importancia de este fondo documental para hacer posibles las políticas públicas de memoria, así como para servir a las instancias de justicia transicional y de lucha contra la impunidad en Guatemala.

3. LEGITIMIDAD

Archiveros sin Fronteras no puede cuestionar la potestad de las autoridades del país para encajar administrativamente el AHPN o para elegir a las personas adecuadas para dirigir este proceso y menos aún si cuenta para ello con el consenso del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, que ha acompañado al AHPN en la gestión de la ayuda internacional desde 2008 hasta ahora. Lo que sí esperamos, y en su caso demandaremos, es que los documentos de la Policía Nacional continúen al servicio de la justicia, la verdad y la memoria.
Sería una lástima, no obstante, que no se pudieran sumar el ex coordinador y su equipo a esta tarea, tratándose de un personal que tan exitosamente ha trabajado en el proyecto, acumulando una amplia formación y una experiencia práctica difíciles de reemplazar. Asimismo, deberá ser, a nuestro entender, la dirección del Archivo General de Centroamérica la que establezca las pautas archivísticas para el adecuado tratamiento y difusión de los documentos de la extinta Policía Nacional, como documentos de la administración pública que son. Y deberá ser el AGCA, como responsable de la custodia y disponibilidad de los documentos el organismo encargado de la preservación y el acceso a los fondos, tareas que deben recaer en funcionarios de esta institución.

4. INELUDIBLE RESPONSABILIDAD DEL ESTADO GUATEMALTECO

Consideramos que, en el seno del Archivo General de Centroamérica, el Estado guatemalteco deberá proveer, con urgencia, vía presupuesto nacional, los medios humanos y materiales necesarios para que esta integración sea plena y definitiva.

5. MEDIDAS TRANSICIONALES DE POLÍTICA ARCHIVÍSTICA
Con la ayuda del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo así como de los cooperantes internacionales que han financiado las actividades de recuperación de los documentos de la Policía Nacional, debe formularse un proceso de transición, con un cronograma claro, que marque el conjunto de tareas iniciadas, y de necesaria finalización, hasta la liquidación de estas, y que a partir de ahí sea el Estado guatemalteco, a través de sus instituciones, quien se haga cargo de todos los gastos que conlleve la conservación, gestión, tratamiento, difusión y disponibilidad de estos documentos para que sean plenamente accesibles, a la sociedad guatemalteca en general y a las víctimas de las violaciones de derechos humanos en particular.
La ayuda internacional debe dejar de ser un condicionante para la conservación y uso de los documentos de la Policía Nacional. El Archivo General de Centroamérica, como otras instituciones públicas imprescindibles en el país, debe ser sostenible en el tiempo, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado de Guatemala.
Durante el período de transición se debería crear una comisión técnica, u organismo asesor, compuesto por expertos en archivos y expertos en derechos humanos, que opine sobre los proyectos a emprender y los calendarios y costes necesarios para su desarrollo; y que ejerza el seguimiento y control de la ejecución de las tareas programadas, para garantizar su correcta gestión.

EXPEDIENTES DE LA REPRESIÓN

En este día en que se conmemoran 45 años del Golpe de Estado, en que la Junta Militar, dirigida por Augusto Pinochet, impuso por la vía de las armas un gobierno que persiguió a opositores, desmanteló el movimiento popular e impuso un sistema económico, que hasta hoy tiene enormes consecuencias sociales, como ha quedado en evidencia con las paupérrimas pensiones que reciben los jubilados en nuestro país. Queremos invitarte a rememorar, acudiendo para ello a los archivos.

Te sugerimos que visites el imprescindible proyecto: “Expedientes de la represión”, en el cuál podrás encontrar documentos de las sentencias judiciales dictadas: “en los procesos penales ya concluidos por las violaciones sistemáticas de derechos humanos cometidas durante la dictadura que se impuso en Chile con el golpe de Estado de 1973”.

Sólo haz clic aquí.

 

RECHAZAN DESALOJO DEL ARCHIVO GENERAL DE PERÚ

Difundimos Declaración de la Comunidad de Archiveros, a la cual adherimos.

archivo peru

* Imagen de referencia de los Depósitos del AGN.

ARCHIVEROS SIN FRONTERAS INTERNACIONAL

CARTA ABIERTA

Barcelona, 24 de agosto de 2018

Señor Dr.

Rolando Alfonzo Martel Chan

Presidente de la Corte Superior de Lima

Los miembros de la organización no gubernamental Archiveros sin Fronteras Internacional que reúne a  doce países de Latinoamérica, Europa y Norteamérica, nos adherimos y suscribimos en todos los extremos, las cartas cursadas por los organismos internacionales Asociación Latinoamericana de Archivos-ALA y  el   Comité Regional de América Latina y el Caribe del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO -MOWLAC, en relación a las noticias recibidas desde el  Perú sobre el posible desalojo del Archivo General de la Nación de las instalaciones que ocupa en el Palacio de Justicia.

Nuestra organización, entre otras actividades, dirige sus esfuerzos a la protección y acceso del patrimonio documental de la humanidad y en ese propósito nos proponemos su proyección, conservación y difusión, así como buscar los mecanismos técnicos y las ayudas necesarias para su recuperación y evitar el peligro de extinción o daño irreversible. En ese marco, ante las noticias de un desalojo que pone en peligro la conservación de los valiosos documentos del AGN queremos expresar nuestra profunda preocupación porque como consecuencia de una acción de esa naturaleza, se pone en riesgo el Patrimonio Documental del Perú, base de su historia y su identidad nacional.

El patrimonio documental archivístico de un país es de todos sus ciudadanos, su conservación es tarea de todos, y en el caso del Perú, sus documentos que datan del siglo XVI hasta nuestros días, forman parte importante de la historia de la humanidad. Investigadores de diversas partes del mundo los consultan en sus instalaciones, por lo que esperamos una pronta solución del litigo que el Poder Judicial sigue con el AGN. Más allá de los derechos desde el ámbito jurídico que el Archivo fundamentará, se trata de que la primera institución archivística del Perú continúe sin sobresaltos con la impostergable tarea de proteger la identidad de los peruanos a través de los documentos que conserva.

Finalmente expresamos nuestro deseo de que las autoridades competentes tomen la decisión histórica de construir un edificio definitivo para el AGN. La riqueza documental  que el Perú posee y la conmemoración de su Bicentenario del 2021, bien lo amerita.

 

firmas

 

 

 

 

 

 

 

Información en prensa:

http://www.academiahistoria.org.pe/index.php/noticias/143-noticia-25 (Comunicado de la Academia Nacional de Historia en Perú)

 

NUESTROS NOMBRES ESTÁN ALLÍ: ARCHIVOS Y DEMANDAS SOCIALES

Archiveros sin Fronteras Chile, se encuentra en proceso de reorganización y no hemos querido estar ausentes de una nueva conmemoración del Día Internacional de los Archivos, este próximo Sábado 09 de junio.

Dejamos con ustedes un saludo y relanzamos la Edición de la Revista Rufìan, dedicada a los archivos y las demandas sociales:

27_portada-archivoweb-678x381

Como los archivos materializan las necesidades de sus creadores, sus usos y posibilidades de acceso, varían de acuerdo al proceso de comunicación que ellos apoyan.

Esta perspectiva es útil para entender que, desde el momento de su creación, los archivos son fundamento de la autoridad y una poderosa herramienta para el conocimiento de las relaciones sociales existentes en contextos específicos, de ahí que su sobrevivencia o anulación siempre nos debiera importar y ser motivo de debates.

Archiveros Sin Fronteras Chile examina estos conceptos en la publicación que les compartimos como una forma de incentivar la valoración y apropiación de este patrimonio.

¡Todos nuestros nombres están en los archivos y casi siempre sin saberlo, por eso debemos defenderlos!

¡Feliz Día de los Archivos 2018!

Descarga aquí:Edición Revista Rufian

RESEÑA: Notas acerca de la historia del Archivo Nacional de Chile 1753-1927

Pablo Muñoz Acosta, es Licenciado en Historia de la Universidad de La Frontera. Se desempeñó por varios años como investigador del Archivo Histórico Nacional. Los años de trabajo en el Archivo, le permitieron adquirir un gran conocimiento sobre los contenidos de los fondos documentales, que trasciende con creces al Catalogo Documental.
En este artículo Pablo Muñoz, busca responder la pregunta: ¿Por qué se creó el Archivo Nacional de Chile?, en la perspectiva de aportar a la fundamentación que devele la necesidad de una Ley de Archivos.

En el artículo, el autor realiza un recorrido por los primeros pasos del Estado, en su camino de resguardar la documentación producida en el ejercicio del poder. Para ello se remite a la documentación generada por la Biblioteca Nacional y la DIBAM, sobre su gestión administrativa y que hoy es conservada en el Archivo Nacional.

Revisa la política de administración colonial y luego republicana en torno a esta documentación. Define como hito fundacional la creación del Archivo General de Gobierno en 1753 y cómo hito de cierre de este primer período, la creación del Archivo Histórico Nacional, a través de un Decreto con fuerza de Ley, en el período de Carlos Ibáñez del Campo. En este punto destaca: “decidió cautelar libros, documentos, pinturas y esculturas, y no correr riesgos ante una futura crisis del modelo exportador salitrero.”

Y claro! Hay un largo ejemplo de “desastres documentales”, tales como la venta al kilo del archivo del personal de la Empresa de Ferrocarriles del Estado, que el autor cita.

Otros hechos relevantes que destaca, son: que ya en el Archivo Nacional o Archivo General establecido en 1847, la ciudadanía podía solicitar copias certificadas y/o autorizadas por el Ministerio del Interior. O que el primer censo de archivos es un trabajo realizado entre 1906 y 1908 por Luis Thayer Ojeda, que da cuenta de la delicada situación de la documentación pública colonial y republicana.

Otro aspecto que destaca es que en la década del 20’ del siglo pasado, la Misión Kemerer que organizó las finanzas y propuso la creación del Banco Central, situó en los hechos a la documentación publica en un primer plano de importancia. Por el carácter probatorio de la documentación del Estado.

En su conclusión es taxativo: “La documentación del estado y de sus servicios es información estratégica respecto de cuánto pesa y mide lo que se quiere cambiar y mantener”.
Por ello, los invitamos a degustar y debatir desde este artículo: Aquí

Artículo publicado en Revista Mapocho : número 79, primer semestre de 2016

Declaración por Secreto Archivo Valech

7 de Septiembre, 2016
El pasado miércoles 31 de agosto, la Cámara Baja rechazó la modificación de la Ley que impone secreto de 50 años al Archivo de la Comisión Valech. Como Archiveros sin Fronteras-Chile, rechazamos profundamente la consolidación de una medida que consideramos injusta no sólo para las víctimas, que a través del conocimiento de dichos antecedentes podrían alcanzar la verdad y justicia que tanto ha tardado, sino para la sociedad chilena en su conjunto, que también tiene el derecho de conocer los detalles de ese pasado que marcan su presente.
Es por ello, que adherimos a la siguiente declaración, e invitamos a todos quienes quieran sumarse con su firma, a que escriban al correo declaracionvalech@gmail.com.
Para ver el listado actualizado de firmas, ver aquí.
For the english version of the declaration, see here.

DECLARACIÓN
SOBRE LOS 50 AÑOS DE SECRETO DEL ARCHIVO DE COMISIÓN VALECH DE CHILE
Las archiveras y archiveros, junto a historiadores, historiadoras y otras diversas personas con vocación archivística queremos manifestar nuestra desaprobación a la consolidación del secreto por 50 años del archivo producido por la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura (Valech)El 31 de agosto del 2016 la Cámara de Diputados chilena rechazó un proyecto que tenía como objetivo terminar con el secreto de 50 años, para así poder contar con nuevos antecedentes fundamentales para investigaciones judiciales.Como profesionales y usuarios de los archivos tenemos la convicción que debe otorgarse acceso a los archivos vinculados a violaciones de derechos humanos al Poder Judicial para avanzar en verdad y justicia, teniendo claro que el secreto no tiene relación con los estándares internacionales de acceso a la información vinculada a violaciones de los derechos humanos, en los cuales el derecho a la verdad prima y se sobrepone por sobre todas las causales de reserva que pudieran ser esgrimidas.Este archivo que fue declarado arbitrariamente como secreto por 50 años en el gobierno del Presidente Ricardo Lagos en el año 2004, contiene los documentos generados y recopilados por la Comisión, así como declaraciones y testimonios de personas que sufrieron prisión política y tortura en dictadura, a quienes no se les consultó sobre el secreto a la hora de entregar sus antecedentes. El secreto se ha justificado públicamente por parte del poder político con el argumento de proteger la honra y/o vida privada de las víctimas, no obstante, las mismas víctimas son las que solicitan la apertura para conocer la verdad sobre las violaciones a los derechos humanos, la identidad de sus perpetradores, los hechos y las circunstancias. Este es un derecho que debería ser garantizado por el Estado, el cual tiene la obligación de investigar jurídicamente los crímenes de lesa humanidad y para ellos los archivos son prueba fundamental.

Se debe formular una política archivística que establezca mecanismos que permitan acceso a los archivos vinculados a violaciones de los DDHH y, si es necesario, resguardar información sensible que pueda afectar a las víctimas, con criterios públicos y transparentes. Asimismo, se debe contar con una institución con facultades y atribuciones específicas para su custodia, preservación y acceso.

Como archiveras, archiveros y usuarios de los archivos creemos que el Estado debe tomar acciones concretas con los archivos producidos como consecuencia de las Comisiones de Verdad en nuestro país, así como cualquier archivo relacionado con violaciones a los derechos humanos.

La custodia del archivo de la comisión Valech, que hoy se encuentra bajo la responsabilidad del Instituto Nacional de Derechos Humanos y físicamente se encuentran en un depósito del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, no se encuentra inserta en ninguna política archivística sobre archivos vinculados a violaciones de derechos humanos en Chile.

La cultura del secreto en los poderes de Estado es una herencia de la dictadura que debe ser erradicada. El Estado se debe comprometer a impulsar medidas que permitan abrir todos los archivos disponibles que contienen información sobre la violaciones a los derechos humanos, tales como los archivos de las Comisiones de Verdad, y los que fueron construidos por los organismos de inteligencia de la dictadura cívico-militar, como el archivo de Colonia Dignidad.

A 12 años de ser instaurado por el ley el secreto del Archivo de la Comisión Valech, las personas abajo firmantes desaprobamos su perpetuación y consolidación.

Septiembre, 2016

Firmantes:

  1. Paulina Bravo Castillo. Magister en Archivística. Miembro de Archiveros Sin Fronteras Chile y de la Coordinadora para el Desarrollo Archivístico de Chile (CODEAR).
  2. Valentina Rojas Rojo. Archivera. Miembro de Archiveros Sin Fronteras Chile y de la Coordinadora para el  Desarrollo Archivístico de Chile- CODEAR.
  3. Leyle Castro Vollaire, estudiante de cuarto año Bibliotecología Universidad de Playa Ancha.
  4. María Elena Iduarte Cofré Doctoranda en Ciencias de la Documentación Universidad Complutense de Madrid, miembro CODEAR
  5. Pamela Vízner Oyarce, Archivista Audiovisual Universidad de New York, Directora Second Run Media Preservation, miembro CODEAR.
  6. Valeska González Rodríguez, Archivera y Gestora Documental, Estudiante de Bibliotecología y Miembro de la Asociación de Archiveros de Chile, ASOCARCHI.
  7. Pilar Díaz Ellis. Miembro de Archiveros sin Fronteras Chile. Miembro de CODEAR.
  8. Claudia Soto Cabello. Miembro de Archiveros sin Fronteras Chile.
  9. José Fernández. Bibliotecario Documentalista. Profesional de apoyo a la Coordinación, Archivo Nacional de la Administración.
  10. Karin Pereira Contardo. Archivera e historiadora. Profesional de apoyo Oficina de Transferencias Documentales, Archivo Nacional de la Administración..
  11. María Eugenia Mena, Licenciada en Historia y Magíster © en Arte Pensamiento y Cultura Latinoamericana (IDEA-USACH) y Archivera. Profesional de Apoyo en la coordinación técnica y administrativa de proyecto patrimonial colonial del Archivo Nacional Histórico.
  12. Ingrid Sarria Cortés. Miembro de Archiveros Sin Fronteras Chile.
  13. Fabiola Contreras Salas, Profesora de Historia y Geografía y Periodista, Encargada de contenidos y del archivo digital del programa Memorias del Siglo XX.
  14. Cora Bravo Noguera, Bibliotecóloga, Universidad de Playa Ancha.
  15. Judith Riquelme Ríos, Magister en Bibliotecologìa e Informaciòn.Archivera, miembro de la Asociación de Archiveros de Chile, ASOCARCHI,
  16. Maritza Balboa, Bibliotecaria Documentalista, Archivera independiente.
  17. Tania González Palma, Estudiante de Derecho.
  18. Jeaninne Vergara González. Historiadora. Diplomada en Archivística. Miembro de Archiveros sin Fronteras Chile y de la Coordinadora para el Desarrollo Archivístico de Chile (CODEAR).
  19. Rosario Fernández Ossandón. Candidata Doctorado en Sociología, Goldsmiths. Universidad de Londres. Miembro de NOD (Nación, Otredad, Deseo) y CODEAR.
  20. Marcela S., González Torrejón, Bibliotecaria Documentalista.
  21. Leonardo Cisternas. Coordinador de Investigación y Extensión. Archivo y Centro de Documentación FECH
  22. Fernanda Carvajal, Socióloga, integrante de la Red Conceptualismos del Sur, Archivo Yeguas del Apocalipsis.
  23. Carolina Olmedo Carrasco, Historiadora del arte, investigadora y archivera independiente, Doctora (c) en Estudios Latinoamericanos Universidad de Chile.
  24. Javiera Manzi, Socióloga e investigadora independiente, coordinadora Nodo Archivos de la Red de Conceptualismos del Sur e integrante  del Centro Social y Librería Proyección.
  25. Soledad Pozo Montero, Historiadora del Arte y archivera en el Archivo de Guillermo Deisler.
  26. Romané Landaeta Sepúlveda, Doctora en Historia, Universidad de Tarapacá.
  27. Natalia Urra Jaque, Académica Universidad Andrés Bello e Investigadora FONDECYT Postdoctoral
  28. Nicole Cristi, Diseñadora y Licenciada en Estética, integrante de la Red Conceptualismos del Sur.
  29. Ana Cecilia Hidalgo Técnico en Bibliotecas y Centros de Documentación.
  30. Alejandro de la Fuente, Licenciado en artes con mención en teoría e historia del arte de la Universidad de Chile, Archivo Yeguas del Apocalipsis.
  31. Juan René Maureira, Coordinador de Archivo y Plataforma Digital de Londres 38, espacio de memorias.
  32. Pedro López López, Profesor titular de la Facultad de Ciencias de la Documentación, Universidad Complutense de Madrid
  33. Leonardo Urrutia Alvarez, Bibliotecario documentalista.
  34. Ninoshka Piagneri, Licenciada en Historia con mención en Gestión y Administración Sociocultural. Documentadora e investigadora Archivo Patrimonial USACH.
  35. Alicia Foxley Valdivieso, socióloga e investigadora independiente.
  36. Macarena Silva, Arquitecta, Londres 38 espacio de memorias.
  37. María Eugenia Albornoz Vásquez, editora, Revista Historia y Justicia, http://revista.historiayjusticia.org
  38. Juan Ignacio Pérez Eyzaguirre, Historiador, Doctor ©  en Historia, Universidad de Chile
  39. Mario Matus González, Doctor en Historia Económica, Profesor asociado Departamento de Ciencias Históricas, Universidad de Chile.
  40. Carolina González Undurraga, Doctora en Historia. Integrante Grupo de Estudios Historia y Justicia. Profesora Asistente, Facultad de Filosofía y Humanidades, Universidad de Chile.
  41. Pablo Artaza Barrios, Profesor de Historia, Académico Departamento de Ciencias Históricas, Universidad de Chile.
  42. Margarita Iglesias Saldaña, N°11.850 del Listado de prisioneros y torturados del Informe Valech. Historiadora y académica de la Facultad de Filosofía y Humanidades, Universidad de Chile.
  43. Azun Candina Polomer, Académica Departamento de Ciencias Históricas e Investigadora Asociada Archivo Central Andrés Bello, Universidad de Chile.
  44. Daniel Fauré Polloni. Doctor en Historia. Académico Departamento de Historia, Universidad de Santiago de Chile.
  45. Rodrigo Araya Gómez, Doctor en Historia, académico Escuela de Historia Universidad Academia de Humanismo Cristiano.
  46. Claudia Marchant Reyes, miembro mesa Londres 38, espacio de memorias
  47. Alejandra Araya Espinoza, historiadora, Directora Archivo Central Andrés Bello, Universidad de Chile
  48. Daniel Berríos, Licenciado en Lengua y Literatura. Diplomado en Archivística.
  49. Archiveros Sin Fronteras-Chile
  50. Dolores Cabra, Archivera, colaboradora del Arxiu Nacional de Catalunya, Legación de la Memoria. Secretaria General de Archivo Guerra y Exilio (AGE)
  51. Sergio Grez Toso, historiador, académico de la Universidad de Chile
  52. Marcela Morales Llaña, Antropóloga, trabajadora del Archivo Nacional.   
  53. Erick Fuentes Góngora, Consejero del Comité Nacional de Chile Memoria del Mundo (MoW Chile/UNESCO). Coordinador del Programa de Cultura, Memoria y Derechos Humanos del Parque Cultural de Valparaíso. Doctorando en Estudios Interdisciplinarios sobre Pensamiento, Cultura y Sociedad por la Universidad de Valparaíso.
  54. Walter Roblero Villalón, Encargado Archivo Oral del  Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.
  55. Daniela Fuentealba Rubio, socióloga, Archivista Investigadora, Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.
  56. Cristian Orellana, Bibliotecario y Licenciado en Cine.
  57. Mariela Llancaqueo Jiménez.Encargada del Área de Documentación Archivo Patrimonial Universidad de Santiago
  58. Tamara Montiglio Belvederessi, Administrador Público y Antropóloga
  59. José Miguel Fuentes, Profesor de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, profesor auxiliar del departamento de Ciencias Históricas, Universidad de Chile, profesor en Colegio San Ignacio El Bosque.
  60. Rodrigo Suárez Madariaga.Sociólogo. Miembro Agrupación por la Memoria Histórica Providencia. Antofagasta
  61. Richard Maldonado Mansilla.Profesor de Historia y Licenciado en Cine
  62. Noemi Pacheco Silva. Agrupación Cultural Antonio Llido
  63. Brisa Muñoz, artista e investigadora. Licenciada en Bellas Artes, Postgraduada Estudios y Proyectos en Cultura Visual, Universidad de Barcelona.

Nuevas dependencias para el Archivo Patrimonial de la USACH

Esta imagen es resguardada por el Archivo Patrimonial de la Universidad de Santiago de Chile. Cualquier consulta acerca de las condiciones de uso y de propiedad, comunicarse a archivopatrimonial@usach.cl

Esta imagen es resguardada por el Archivo Patrimonial de la Universidad de Santiago de Chile. Cualquier consulta acerca de las condiciones de uso y de propiedad, comunicarse a archivopatrimonial@usach.cl

El martes 6 de septiembre a las 11:00 hrs., será la inauguración de las nuevas dependencias del Archivo, ubicadas en Fanor Velasco 43, Departamento C, en Santiago Centro. Este lugar tiene una connotación histórica para la Universidad. En los 60’ se ubicaban allí varias unidades relacionadas con el resguardo del material gráfico y audiovisual, misma función que realiza hoy el Archivo Patrimonial.
En el Archivo Patrimonial, 16 profesionales y estudiantes trabajan en el resguardo de un acervo de más de 170 mil piezas fotográficas, 728 filmes en 16 y 35 mm, 200 cintas en formatos U-Matic y 90 metros lineales de archivos textuales.